El embarazo es una de las etapas en las que el cuerpo de la mujer presenta mayores cambios y la salud oral es uno de los aspectos al que más atención debemos prestar. Existen estudios que corresponden que el parto prematuro o el bajo peso al nacer de algunos bebés pueden estar directamente relacionados con la periodontitis. 

Durante la etapa del embarazo, las mujeres tienen mayor cantidad de sangre circulando por el cuerpo, mayor ácido en la boca y los niveles hormonales en el cuerpo aumentan; estas son causas que pueden desencadenar en mayores problemas dentales.

¿Qué enfermedades se pueden evidenciar en esta etapa?

  • Gingivitis: Es cuando se evidencian cambios en las encías; sangrado, dolor e hinchazón, esto se debe a los niveles de la hormona de la progesterona durante el embarazo. De no cuidarse al tiempo podría terminar en una periodontitis.
  • Dientes flojos.
  • Periodontitis: Está se da cuando no se presta atención a la gingivitis, los síntomas de sangrado, hinchazón y dolor se complican. Esto puede terminar aflojando los dientes.
  • Tumores del embarazo: No son cáncer cáncer. Se bultos que se evidencian en las encías inflamadas, generalmente entre los dientes. Pueden desaparecer luego del parto o en casos extremos se hace necesaria la cirugía una vez concluya el embarazo.
  • Caries dentales: Sucede cuando los ácidos de la boca se descomponen el esmalte de los dientes y si presentas vómitos es más probable que se presenten y que los ácidos se presentan en mayores cantidades.

Si se presentan problemas dentales durante el embarazo, lo más probable es lo único que se deba realizar es una buena limpieza oral, pero si se presentan complicaciones es normal que su dentista le sugiera realizar los tratamientos necesarios una vez que termine esta etapa, para no correr el riesgo de poner en peligro la vida del bebé.